Oliveira vs Makhachev disputan el título vacante de peso ligero en la estelar de UFC 280

Published:

Charles Oliveira e Islam Makhachev son dos de los mejores luchadores del mundo y lo demostrarán en menos de 24 horas cuando suban a la jaula en Abu Dhabi.

No hay adjetivos suficientes para describir lo que se espera en este combate. No solamente porque el vencedor se colgará el cinturón de la división (quizás) más completa y competitiva de UFC, sino también porque estamos hablando de dos artistas marciales que son dueños de rachas y récords que sólo los hombres más prodigiosos han podido alcanzar en tantos años de historia.

Nacido en los barrios más humildes de Brasil y como lo indica su apodo, «Do Bronx» Oliveira (33-8 MMA/21-8 UFC) forjó una carrera como luchador profesional a base de muchísimo esfuerzo. La recompensa le llegó más tarde de lo que hubiera deseado, pero hoy está sabiendo aprovechar los frutos de su sacrificio.

Es el máximo finalizador de la historia de la organización con treinta (nueve nocauts y veintiuna sumisiones) y dueño de una racha activa de once victorias consecutivas. Estamos en presencia del mayor exponente del jiu-jitsu brasileño hoy en día, disciplina en la que se siente muy cómodo estando por encima o por debajo de su rival, además de unas extremidades largas para la cortar con su striking. Su único objetivo es recuperar el cinturón que no pudo retener por excederse en el corte de peso frente a Justin Gaethje en mayo de 2022.

Proveniente de la peligrosa Daguestán rusa, Islam Makhachev (22-1 MMA/11-1 UFC) está capitalizando todas las enseñanzas recibidas por su entrenador, Khabib Nurmagomedov, para seguir sus pasos y llevar nuevamente el título a su tierra natal.

Con un total de catorce finalizaciones (cuatro nocauts y diez sumisiones) y una racha activa de diez triunfos consecutivos, el ruso enfrentará por primera vez a un rival top nada más y nada menos que en el combate más relevante de su carrera. Especialista del sambo con una fuerza física impresionante para la lucha, este artista marcial sabe combinar muy bien su especialidad con un buen kickboxing en sus pies. Sólo tiene un objetivo: arruinar la fiesta del ex campeón.

NOTICIAS DESTACADAS